09/09/2017

Rusia reduce beneficio arancelario sobre carne importada de “economías agrícolas emergentes”

El comité de reglamentación aduanera y arancelaria de Rusia, encabezado por el ministro de Desarrollo Económico Maxim Oreshkin, ha decidido comenzar a aplicar derechos de aduana completos sobre la carne vacuna importada de países considerados “economías agrícolas emergentes”, que incluyen a Brasil, Paraguay, México y Uruguay, informó GlobalMeatNews.
En la actualidad, al importar carne vacuna para la Unión Económica Eurasiática, que incluye a Rusia, Bielorrusia, Kazajstán, Armenia y Kirguistán, la lista de países descritos en el gobierno ruso decreta como estados con una “industria agrícola emergente”, como Brasil, Paraguay, acceden a un derecho de Aduana reducido del 75% del impuesto base, que se aplica a todos los demás importadores.

Según Igor Abakumov, exmiembro del Consejo Público del Ministerio de Agricultura de Rusia, la decisión de cancelar los derechos más bajos se justifica por la necesidad de equilibrar el mercado nacional y los precios de los importadores en línea con los precios de los ganaderos rusos.

Una disminución en el poder adquisitivo de los consumidores rusos ha resultado en una caída en la demanda de carne vacuna. Así, para evitar el estancamiento, el gobierno ha tomado medidas para alentar las exportaciones y para hacer frente a las importaciones, dijo Abakumov.

A su vez, consideró improbable que la decisión genere un aumento de los precios de la carne en el mercado interno.

En 2016 Rusia importó 230.000 toneladas de carne vacuna, de las cuales Brasil representó aproximadamente 60% y Paraguay 30%, según datos de la Asociación Nacional de Carnes (NMA).
Ahora, Rusia tiende a importar cortes premium a precios más altos, o cortes más baratos, que se utilizan principalmente en la industria de procesamiento para la producción de salchichas, según la NMA.

La tasa básica para la importación de carne vacuna congelada es de 15% y los exportadores de naciones agrícolas emergentes pagan 11,75%.

Por ley estaba previsto que este beneficio arancelario dejara de existir en 2019, pero Moscú estaría anticipando esta medida proteccionista para principios de 2018.

Fuente: Faxcarne