09/06/2018

El Mercosur le pide a Europa 160 mil toneladas de carne en el marco de las negociaciones del TLC

La carne vacuna es uno de los temas más sensibles para algunos países de Europa, fundamentalmente Francia e Irlanda. Por el momento no hay una propuesta de Bruselas por escrito, pero su última oferta fue de 99 mil toneladas peso carcasa, mitad congelada y mitad enfriada, con un arancel de 7,5%. Por su parte, la última propuesta del Mercosur son 160 mil toneladas peso embarque con un arancel de 0%, de acceso inmediato y para las posiciones arancelarias 0201 (carne vacuna enfriada) y 0202 (carne vacuna congelada), sin establecer volúmenes máximos para ninguna de las dos.

Las tan dilatadas negociaciones por un Tratado de Libre Comercio entre el Mercosur y la Unión Europea tuvieron un fuerte espaldarazo en el encuentro llevado adelante esta semana en Montevideo. “El espíritu con que vinieron los europeos es bien distinto al de anteriores reuniones”, comentó Daniel Belerati, presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica  de Uruguay y asesor de los negociadores del Mercosur en temas cárnicos. El punto de vista del empresario es que se está “mucho más cerca” y que la reunión de esta semana fue “cualitativamente distinta” a anteriores.

Seguramente en el medio de esas dos posturas se llegará a un acuerdo si en la próxima reunión, que será entre 26 y 27 de junio en Bruselas, se logra ponerle punto final a estas negociaciones que llevan más de dos décadas.

Un TLC entre la Unión Europea y el Mercosur sería un hito para ambos bloques. Los europeos no tienen ningún acuerdo comercial del impacto que podría llegar a tener este. Ni que hablar que el Mercosur tampoco. Sería una muy fuerte señal política, además, para Estados Unidos.

Si las negociaciones se vuelven a empantanar, Bruselas ya ha iniciado contactos con Australia y Nueva Zelanda para avanzar en el relacionamiento comercial, lo que implicaría una doble pésima noticia: la incapacidad de mejorar las condiciones de acceso a uno de los destinos que más valor paga por la carne vacuna y la pérdida de competitividad respecto a otros grandes oferentes en el mercado internacional.

Fuente: Tardaguila Agromercados