13/05/2018

Exportación de soja y carne repuntó tras mejoras en los envíos y precios

Los envíos de soja aumentaron 24% en abril pasado y las exportaciones de carne, 43%. Ambos rubros mantienen proyecciones favorables para los siguientes meses, por repuntes en la demanda y mejores precios, informó ayer el BCP.

El repunte señalado en el rubro de granos de soja se pudo lograr mediante la normalización de los envíos del producto a los países de destino, y también gracias a los mejores precios en la cotización internacional. En cuanto al sector cárnico, también pudo superar las barreras iniciales y se perfilan con mejor cotización, detalló ayer Gustavo Cohener, director del Departamento de Estadísticas del Sector Externo de la banca matriz durante la presentación del reporte de comercio exterior.

En abril pasado la semilla de soja recaudó US$ 295,4 millones, acumulando en el año US$ 1.094 millones, todavía inferior a los US$ 1.128 millones del mismo lapso del año pasado.

Entre enero y abril, Paraguay exportó 3,032 millones de toneladas, frente a 3,176 millones de toneladas que se envió en el mismo periodo del año 2017.

Si bien, al sumar los cuatro primeros meses del año se obtiene una variación negativa tanto en cantidades como en valores, hay una percepción de que las cifras irán mejorando con los meses, con posibilidades de tener resultados finales positivos ante las buenas perspectivas de los mercados.

Las exportaciones de soja se recuperan luego de iniciar el año con inconvenientes de logística que dificultaron la salida fluida del producto hacia los mercados de destino. Superado todo esto, y con mejores precios internacionales, los envíos de marzo y abril prácticamente compensaron las caídas de inicio de año, indicaron los técnicos del BCP.

En cuanto a las exportaciones de carne, en abril alcanzaron US$ 110 millones, totalizando en el primer cuatrimestre US$ 379,4 millones, lo que representa un aumento aún leve (1,2%) con respecto a los US$ 374,8 millones a abril del 2017.

Este repunte de la carne se da tras finalizar tanto el periodo de vacunación de bovinos como los problemas de logística derivados de las intensas lluvias que afectaron al sector en los primeros meses del año. También ayudó la rehabilitación de tres de los cinco frigoríficos suspendidos este año, temporalmente, por el mercado chileno, según explicaron.

Fuente: ABC