11/12/2018

Chile audita el complejo cárnico paraguayo

Inspectores del Servicio Agrícola Ganadero de Chile iniciaron una auditoría a las entidades locales de certificación que operan en establecimientos habilitados a exportar carne bovina a ese país y al Senacsa, que controla esas entidades. La auditoría chilena del año pasado había cerrado cuatro plantas.

Los doctores Fernando Aguilar y Tamara Carcamo iniciaron ayer la auditoría a varias plantas frigoríficas de nuestro país, a fin de cerciorarse de las condiciones sanitarias y estructurales de las mismas para la exportación de carne bovina al país trasandino.

A tempranas horas, ambos se reunieron con autoridades del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) y luego visitaron el frigorífico de Neuland. En el transcurso de la semana estarán en Frigorífico Concepción, en Concepción, en la planta frigorífica de Belén y luego en Frigonorte. El viernes se reunirán con miembros de la empresa certificadora encargada de la certificación para los envíos de carne a Chile. Se trata de la empresa Control Unión.

La auditoría del Servicio Agrícola Ganadero de Chile se hace una vez al año y puede identificar las “no conformidades” de las condiciones de las plantas o que las mismas no estén cumpliendo alguna normativa sanitaria. En ocasión de la auditoría del año pasado, se había detectado déficit en infraestructura, por lo que procedieron a inhabilitar cuatro frigoríficos: Guaraní, Frigomerc, Musa e Ipfsa. Las cuatro plantas fueron rehabilitadas en septiembre de este año, tras subsanar las observaciones.

El presidente del Senacsa, José Carlos Martin, dijo a ABC que la inhabilitación de las cuatro plantas frigoríficas que se había dado tras la auditoría de diciembre del año pasado impactó negativamente en la exportación de carne paraguaya a Chile, que se redujo. Esa disminución, señaló, fue de alrededor del 30%, de acuerdo a los datos del ente sanitario estatal de enero a noviembre de 2019.

Fuente: ABC