10/12/2018

Lluvia que desafía plantación, mantiene la expectativa de la cosecha

La Expedición Zafra recorre a partir de la próxima semana las principales regiones productoras de granos de Paraguay. Debido al exceso de lluvias en los meses de septiembre y octubre, el país sufre para terminar el plantío de la primera cosecha. La precipitación en exceso también aumenta el costo de producción al exigir un número mayor de aplicaciones en el combate al herrumbre asiático.

A pesar del retraso, se estima que la siembra está prácticamente concluida. En el año pasado, el trabajo se había concluido en octubre. Así mismo, la expectativa es de productividad media similar a la cosecha anterior, con potencial para producir más de 9 millones de toneladas de soja y cerca de 4 millones de toneladas de maíz. Las informaciones son de Agrotec, empresa de fomento a la producción y tecnología agrícola en Paraguay. Según Sidinei Neuhaus, gerente de Marketing de la empresa, la expectativa se considera buena para una zafra con la influencia de El Niño.

Para debatir las perspectivas del actual ciclo productivo en Paraguay, tendencias de mercado, precio de las commodities soja y maíz, además del clima de la cosecha en el año de El Ninõ, en este jueves (22) el equipo de la Expedición Zafra, junto a la Agrotec, promueve un encuentro técnico con productores y empresas de la región. El evento, que marca el lanzamiento de una nueva edición del proyecto en el país, ocurre durante la Agro Expo Coopasam, en Minga Põra, PY. Entre los ponentes está Luis Renato Lazinski, meteorólogo del Instituto Nacional de Meteorología (Inmet).

Según Neuhaus, la comercialización de la soja mantiene la tendencia de las últimas temporadas con foco en la exportación. Lo que debe cambiar el próximo año es el consumo interno de maíz con la inauguración de una nueva planta de alcohol en el norte de Paraguay. Con eso, más de un millón de toneladas del grano deben quedarse en el país.

Sumados al desempeño brasileño y argentino, los resultados alcanzados por Paraguay en la última década traducen el potencial de América del Sur como granero del mundo en la producción de alimentos. Según el levantamiento de la Expedición Zafra, Paraguay saltó de 6,31 millones de toneladas de soja producidas en la temporada 2007/08, a 9,02 millones de toneladas en el último ciclo. En el maíz, los numeros también subieron, pasando de 2,62 millones de toneladas a 4,13 millones de toneladas en la cosecha 2017/18.

Según el gerente del Núcleo de Agronegocio de Gazeta do Povo y coordinador de la Expedición Zafra, Giovani Ferreira, el evento de lanzamiento en Paraguay va a reunir representantes de la cadena productiva local, de la sociedad organizada y de entidades gubernamentales. Es gratuito y abierto al público.

“La próxima década será de gran importancia para Paraguay, con un nuevo salto en producción y productividad, resultado de inversiones en logística y tecnología”, dice. Estos, incluso, son temas que estarán en discusión en el lanzamiento de la Expedición Zafra en la Coopasam y también en el proyecto que será cumplido en Paraguay en la próxima semana.

La aprehensión ahora, del mercado y del productor, pasa por las definiciones acerca de la zafriña. La opción pasa por maíz o soja. Tiene que ver con liquidez, variable que privilegia la soja. Pero también con manejo, decisión que favorece el maíz en la rotación de cultivos.

Acerca de la Expedición Zafra. La Expedición Zafra hace un levantamiento tecnico periodistico de la producción de granos en América del Sur y América del Norte. El proyecto recorre 12 estados brasileños en las fases de siembra y cosecha. Para ampliar la discusión acerca del mercado, desde el ciclo 2010/11 el equipo realiza rutas extraordinarias, como en Alemaña, Holanda, Bélgica, Francia, China, India, Israel, Rusia y el Canal de Panamá. La Expedición Zafra es una iniciativa del Núcleo de Agronegocio Gazeta do Povo y es presentada por el Sistema Confea-Crea, con el patrocinio de la Caixa Econômica Federal, Semillas y Fertilizantes Castrolanda, Agrotec, Alta, Solaris y Expo Londrina. El apoyo logistico es del Groupe Renault.

Fuente: La Nación